Lo último

Figuras clave en el conflicto turco: ¿Quién es Fethullah Gülen?

En la biografía del intelectual Fethullah Gülen y en la trayectoria del movimiento islámico que lidera se puede leer el trasfondo político del reciente golpe de Estado turco.

La Vía Verde: los síntomas y la enfermedad de una administración

El nuevo proyecto urbano de Miguel Ángel Mancera cederá los muros de Periférico a privados, de nuevo, a cambio de mínimos beneficios sociales.

Por el derecho al sexting

En la última campaña en contra del sexting se puede leer la normalización de los prejuicios sexuales y los estereotipos de género más comunes.

Ante la corrupción, construir lo público

La corrupción en México no solo ha mostrado una enorme resiliencia ante los embates de la opinión pública, sino una enorme disciplina entre sus integrantes. Para desarmar esta estructura es indispensable la intervención política de la ciudadanía.

Muerte y resurrección de los derechos humanos

Los derechos humanos son la expresión más acabada en contra de la opresión del poder. Hoy más que nunca hay que rescatar sus alcances radicales.

Basta de buscar a Nemo y a Dory

El éxito comercial de Buscando a Nemo (2003) aumentó la demanda de peces payaso, causando graves daños a los arrecifes de coral. La mercantilización de la naturaleza, por los costos ambientales que genera, debe quedar en el pasado.

¿De qué hablamos cuando hablamos de derechos humanos?

Ante las restricciones teóricas de los derechos humanos, debemos asumir unas tareas infinitas: intervenir constantentemente en su defensa e imaginar nuevas formas de participación y convivencia política.

El fin de la guerra en Colombia: una oportunidad de reconciliación

El gobierno colombiano y las FARC comparten una complicada y beligerante historia. Aunque los últimos acuerdos en La Habana alimenta el optimismo, la paz está todavía al final de un largo camino.

Los derechos humanos y la historia: entrevista con Samuel Moyn

Nuestra idea de "derechos humanos" es bastante reciente y bastante contingente, argumenta Samuel Moyn. Vale la pena defenderlos –pero hay que buscar nuevas ideologías y movimientos para transformar, en verdad, el estado de las cosas.