antonio.martinezvelazquez@gmail.com'

Antonio Martínez Velázquez

Cofundador de Horizontal.

Muerte y resurrección de los derechos humanos

Los derechos humanos son la expresión más acabada en contra de la opresión del poder. Hoy más que nunca hay que rescatar sus alcances radicales.


Elección 2016: ganadores, perdedores y sobrevivientes

El “mal humor social” tuvo rendimientos electorales: la jornada de ayer demostró que en muchos estados el voto sirvió para castigar al PRI.


Elecciones 2016: la transición inacabada de Oaxaca

En Oaxaca, como en muchas partes del país, la alternancia no significó democracia. Las elecciones se celebrarán este 5 de junio en un contexto marcado por el conflicto magisterial, dominado por caciques y fracturado socialmente.


Taxonomía de la prensa mexicana: el caso del GIEI

Desde el 2014, una coalición de medios ha acompañado la versión de la PGR sobre el caso Ayotzinapa. Su misión no ha sido otra sino la de descalificar a los expertos del GIEI y defender, con toda su infraestructura mediática, la “verdad histórica”.


En primera plana: los lectores son el centro

Es imposible ver la última película de Thomas McCarthy y no reflexionar sobre el estado actual de nuestro periodismo.


Sean Penn y “El Chapo”: la función social del periodismo

La entrevista de Sean Penn a Joaquín Guzmán Loera ha despertado algunas viejas discusiones sobre el papel ético del periodismo.


El Foro para la Gobernanza de Internet: Estados y sociedad civil

Una crónica de la tercera sesión del IGF, que entre otras cosas incluyó un panel en que el gobierno mexicano –contrario a la dinámica del foro– se negó a dialogar con los asistentes.


El Foro para la Gobernanza de Internet: derechos y libertades en línea

Del “derecho al olvido” a la violencia de género y la censura en internet: el segundo día de sesiones del Foro para la Gobernanza de Internet.


Gobernar internet

Una crónica de la primera sesión del Foro de Gobernanza de Internet, en Joao Pessoa, Brasil.


Offline

Twitter nos ha permitido socializar y ensamblar información con propósitos políticos determinados. Si en un caso hipotético nuestras únicas fuentes de información hubieran sido los diarios, Ayotzinapa hubiera pasado desapercibido.