Redes que tejen futuros por Javier Valdez: un estallido

El homicidio de Javier Valdez fue la gota que derramó el vaso en las redes por el asesinato de periodistas en México, que terminó de colmarse con la muerte de Sonia Córdova. Desde el 15 de mayo, las redes mantienen pulsando el duelo por Valdez y por el todo el periodismo mexicano.

y | Personas

El 15 de mayo de 2017 fue asesinado, al mediodía, en la ciudad de Culiacán el periodista y escritor Javier Valdez, especialista en narcotráfico, cofundador de Ríodoce y corresponsal de La Jornada. Javier fue ejecutado cuando arribaba a las oficinas de Ríodoce. De inmediato, su asesinato irrumpió en las agendas local y nacional, y se convirtió en noticia internacional a una velocidad sorprendente.

Su visión compleja sobre las causas y las consecuencias de la violencia en México, lejana al simplismo y los prejuicios, su calidez, su generosidad —resaltada desde ayer por decenas de amigos y colegas periodistas e investigadores—, además de una postura clara y valiente que buscaba que el público lograra «comprometerse y volver a sentir», que no cayera en la indiferencia ante la destrucción que produce el narco y la descomposición institucional, hicieron que Javier Valdez fuera considerado uno de los referentes fundamentales para hablar de la violencia en México.

La respuesta al artero asesinato de Valdez no se hizo esperar, medios nacionales e internacionales comenzaron a cubrir el acontecimiento desde el primer momento en que se conoció. Las redes, por su parte, tampoco tardaron mucho en convertirse en espacio de construcción de encuentro para la indignación, así como en espacio para la articulación de un discurso colectivo. Pocas horas después de lo ocurrido, aparecieron las primeras convocatorias para salir a protestar por la inseguridad que vive el gremio periodístico en el país, tomando el asesinato de Javier Valdez como un nuevo símbolo de hartazgo por los niveles desenfrenados de violencia en el país. Y es que, como dice Cristián Alarcón, director de Revista Anfibia (Argentina) y cronista de primera línea: «Cómo íbamos a pensar que le pasaría algo si era como una barrera humana contra el horror. A los buenos no pueden llevárselos, esa idea tonta que nos habita para que podamos seguir en pie. Mataron un símbolo, cruzaron todos los límites, y eso es lo que nos pone más en alerta que nunca».

Y el símbolo se encarnó de múltiples modos en las redes, en los corazones y en el SILENCIO activo que los emergentes medios de información en México abrazaron como una manera de dolerse por un periodista más, pero sobre todo, para hacer patente que en esta tierra tocada por la impunidad y un Estado fallido, parar «las prensas», callar las redes, es quizá una manera de elevar a rango de intolerable el asesinato de periodistas.


 

Medios internacionales, como The Guardian y El País, apresuraron distintos reportajes y reseñas sobre el trabajo de Valdez. En México, diversos portales comenzaron a compartir tanto el trabajo del periodista como entrevistas y reportajes que le hicieron medios muy destacados en los ámbitos nacional e internacional. Mientras la conversación en redes comenzaba a situar el hashtag #JavierValdez como Trending Topic, acompañado de #UnDiaSinPeriodistas #NoSeMataLaVerdadMatandoPeriodistas y #NiUnoMenos, entre otros.

Entre la tarde del 15 y la mañana del 16 de mayo, 209 hashtags vinculados a #JavierValdez fueron usados para dar voz a la indignación y la tristeza, a la denuncia y a la despedida, a la demanda a una autoridad omisa y a lamentos muy profundos por ese hombre-barrera y periodista de trinchera.


Red de hashtags. Se utilizó un script propio desarrollado por Signa_Lab ITESO para la descarga; los datasets fueron analizados con el software Gephi, utilizando dos algoritmos básicos: Force Atlas 2 y Open Ord. Término de búsqueda: #JavierValdez. HT vinculados: 208. Colores: aluden a las comunidades que utilizaron más recurrentemente un HT. Tamaño de los nodos (círculos): refiere al peso y viralización del HT. En la discusión se detectaron 104 comunidades tuiteando alrededor de #JavierValdez.

 

A medida que avanzaba el tiempo, la actividad en Twitter fue creciendo la participación de las y los usuarios, para las 9 pm #JavierValdez se convertía en el el hashtag más fuerte en la red (Trending Topic).

A continuación presentamos el grafo de la red de usuarios, es decir, de cuentas personales o corporativas que participaron entre el 15 y el 16 de mayo, en la ola de indignación por el asesinato del periodista.


En esta red se detectaron 763 comunidades o familias discutiendo alrededor de #JavierValdez

Varias horas después, las autoridades intentaron colocar como una versión posible, que el asesinato de Valdez, podría deberse al rabo de su automóvil; la indignación frente a esta posible línea de indagación, encontró inmediatamente un fuerte rechazo en las redes.

La  mañana del 16 de mayo, los periódicos La Jornada y Ríodoce, espacios laborales de Javier Valdez, publicaron fuertes editoriales para expresar su indignación y para exigir a las autoridades estatales y federales una investigación seria (es decir, real), que dé con los asesinos materiales e intelectuales de Javier, mientras que distintos medios dedicaron portadas, noticias y columnas para solidarizarse y hacer crecer la rabia y la exigencia, la solidaridad y el dolor.


 

Las redes arden, también las calles.


En las redes no dejan de circular citas, infografías, columnas y reportajes de Javier Valdez. El asesinato de seis periodistas en México en lo que va del año parece estar tocando un nivel de indignación peculiar, y el homicidio de Valdez emerge como un nuevo símbolo colectivo.


 

Medios de comunicación nacionales decidieron no publicar nada o bajar sus notas al mínimo; esta tendencia creció en Twitter bajo el hashtag #UnDíaSinPeriodismo. En las descargas de data y en los análisis con herramientas como Gephi, llegamos a la conclusión de que Javier es un símbolo capaz de articular la protesta, que pese a que son las cuentas «grandes» las que generan discusión, las pequeñas nubes de usuarias y usuarios son las que llevan el pulso de esta indignación.

No hay modo de que nos maten a todos, y desde Signa_Lab recogemos el bastón que Javier Valdez levantó contra el horror y la violencia.

Un día, dos días, una semana, un mes, una vida sin ese periodismo que supo construir Javier Valdez. En #UnDíaSinPeriodismo se articuló una voluntad de hacer visible que esta barbarie debe parar y, al mismo tiempo, construyó un espacio de duelo, de rabia y de futuros, tal como Javier lo hubiera querido.


 

Artículos relacionados