1° de Mayo: lo que esta legislatura ya no hizo por los trabajadores

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Hoy es primero de mayo, día del trabajo y ayer fue día de clausura de las actividades del Congreso de la Unión. Es una buena fecha para hacer algunas reflexiones. Primero, ahora que terminan los tres años de la legislatura, queda claro que los trabajadores son la última prioridad para el gobierno federal y para las mayorías legislativas. Y me atrevo a afirmarlo así por todos los temas que quedaron en el tintero y que no hubo mayo interés en resolver.

1. La desvinculación del salario mínimo.
El salario mínimo lleva 30 años estancado y ha perdido casi el 80% de su poder adquisitivo, hoy se encuentra por debajo de la linea de la pobreza. Pese a que la Cámara de Diputados aprobó en diciembre pasado la desvinculación del salario mínimo (de multas, apoyos y otros indicadores) como un primer paso para lograr un incremento sustancial sin afectar otros factores, ésta iniciativa sigue atorada en el Senado. Cabe recordar que 6 millones de personas sobreviven con un salario mínimo.

3. Democracia sindical.2. Pensión Universal y seguro de desempleo.
Con la reforma fiscal y el incremento de impuestos vino también una promesa: que las nuevas recaudaciones irían a garantizar una pensión a todo adulto mayor y proteger a quien quedara sin empleo. Duró poco el gusto. Dias después de aprobar la reforma, el Ejecutivo mandó al congreso una iniciativa para financiar el seguro de desempleo con los fondos de vivienda que ya pertenecían a los mismos trabajadores. Respecto a la pensión universal, el tema quedó atorado en la burocracia del Senado.

Frente a la enorme simulación del sindicalismo en México, donde casi el 90% de los sindicatos son “charros”, es decir que están al servicio del patrón, se abrió en el Senado la posibilidad de incorporar un artículo que sonaría obvio en cualquier país democrático: consultar a los trabajadores antes de la firma de un contrato colectivo para saber si están o no de acuerdo. Al llegar a la Cámara de Diputados, la CTM con el PRI, así como el sector empresarial con el PAN, salieron a la defensa de sus intereses y sacaron la propuesta hasta lograr dejarla en el congelador.

Y así termina la legislatura y se celebra el primero de mayo, con una crisis de desempleo: 29 millones de trabajadores en el sector informal; en un país donde 6 de cada 10 trabajadores no tienen seguridad social, crédito a la vivienda, ni prestaciones básicas. Un país con los salarios por los suelos, donde el 60% de los trabajadores no ganan más de 5 salarios mínimos.

Se pueden decir muchas otras cosas, los agravios se concretan de maneras variadas y ubicuas: casos como el de los jornaleros de San Quintin, la huelga de Zandak, la larga espera de los trabajadores de Honda, los mineros asediados por las empresas del gobierno y muchos etcéteras.

Este primero de mayo debemos recordar que urgen legisladores que no le den la espalda a los trabajadores. Las elecciones de junio serán una oportunidad para recomponer las distribuciones legislativas y volverlo a intentar

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Shopping Basket