Angus Deaton: el Nobel del consumo y el bienestar

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Angus Deaton fue galardonado con el premio Nobel de Economía 2015. Sus ideas han tenido una influencia global, y la tendrán aún más. Aquí algunos puntos relevantes sobre su carrera y sus ideas.

– Angus Deaton nació en Edinburgo, estudió en Cambridge y es hijo de padres de clase obrera. Es, actualmente, profesor en la Universidad de Princeton. Aquí se puede leer una pequeña biografía personal e intelectual escrita por el propio Deaton. [Rompecabezas y paradojas]

– Su obra ha contribuido en diferentes campos de la economía, como la teoría y el comportamiento del consumo, los estudios de la pobreza, el entendimiento del bienestar (especialmente el bienestar subjetivo) y la desigualdad, con la que se suma a un corpus del que también son parte Anthony Atkinson y Thomas Piketty, entre otros. [Academia Sueca de las Ciencias]

– Dentro de la teoría del consumo es conocido por haber definido, en los años ochenta y noventa, lo que se conoce como la “Paradoja Deaton”. Deaton encontró que dentro de la “Hipótesis del Ingreso Permanente” de Milton Friedman hay una contradicción, y concluyó que los fuertes golpes al ingreso no necesariamente causan golpes equiparables al consumo. [Savings and the Deaton Paradox y Why is consumption so smooth]

– Otra de las contribuciones de Deaton ha sido en el estudio del bienestar subjetivo. Acá explica cómo esta nueva agenda de investigación busca dejar de inferir los grados de bienestar usando el proxy del ingreso y explora nuevas variables subjetivas del mismo. [Population Reference Bureau]

–También ha explicado que no se trata de sustituir las medidas tradicionales con que se observa el bienestar sino de complementarlas. Sin embargo, aún recomienda escepticismo ante los hallazgos de estos estudios, especialmente cuando se trata de determinar políticas públicas muy específicas a partir de ellos (esto debido a los problemas inherentes de entender las complejas combinaciones de factores que explican el bienestar subjetivo). [OECD]

–Un ejemplo de ese saludable escepticismo puede ser visto en un artículo de Deaton de junio de 2015. Allí Deaton, contrario al pensamiento popular, muestra cómo el bienestar subjetivo, siempre que no haya dolor físico, no es capaz de explicar por sí solo las tasas de suicidio entre países y tipos de poblaciones. [NBER]

–Por otro lado, a partir de sus escritos se ha desatado una polémica sobre si el dinero puede comprar la felicidad. Se ha insistido en que Deaton encontró un punto de quiebre en el cual un ingreso de 75 mil dólares al año lleva al tope del bienestar personal (y después de eso el bienestar ya no crece). Sin embargo, como él mismo lo ha subrayado, la respuesta no es tan sencilla. [Vox]

–En 2013 publicó el libro The Great Escape: Health, Wealth and the Origins of Inequality, en el cual explica que, aunque el mundo se ha desarrollado notablemente, también se ha vuelto más desigual a partir de “la gran divergencia” comenzada hace 250 años. El mundo había crecido sustancialmente en otras regiones, en otros tiempos, pero lo que distingue a esta era es la producción de una gigantesca desigualdad. [LSE]

–Este año el Fondo de Cultura Económica publicó el libro en español. [FCE]

–Deaton considera que el cambio climático y la gran desigualdad están convirtiéndose en un grave riesgo para la prosperidad que el mismo sistema generó. [NYT]

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

ARCHIVO

Shopping Basket