Amenaza y violencia. Muerte de periodistas

La semana que empezó la guerra me despedí de Memo

Guillermo Martínez Alvarado, mi jefe, fue asesinado el 9 de febrero de 2010 cuando Reynosa se convirtió en un campo de batalla. Si no fuera por él quizás yo también estaría muerto


Mis editores los narcos

Cuando cubría nota roja en Guerrero los sicarios me amenazaban y me secuestraban para obligarme a publicar o callar lo que ellos querían. Hace un año y medio hui porque me iban a matar


Huir del hoyo negro llamado Tamaulipas

Sobreviví a tres secuestros y a una semana de tortura, cuarenta compañeros y conocidos desaparecieron, me amenazaron el Estado y Los Zetas, hui de mi casa, pero no me callarán. Soy un periodista que defiende a aquellos que silenciaron por informar.


¿Por qué no nos importan los asesinatos a periodistas?

Los homicidios a comunicadores parecen no tener ningún efecto en la sociedad mexicana debido a la normalización de la violencia y la relación de la prensa con el poder


“No puedes permitir que el miedo te calle”

El director de Ríodoce, Ismael Bojorquez, charla sobre los riesgos de hacer periodismo en Sinaloa y el compromiso que tiene con sus lectores y con la memoria de Javier Valdez, su colega asesinado hace un año.


Homenaje en vida a un fotoperiodista

El fotoperiodista Heriberto Paredes escribe sobre el oficio de su colega Francisco Robles en Acapulco y se pregunta: ¿Cómo se puede sobrevivir cuando el contexto es todo menos amable?


Un secuestro inevitable

El periodista colombiano Juan Diego Restrepo nos habla sobre cómo hacer una cobertura sobre violencia y los riesgos de que todo salga mal.


No se mata la verdad: La bravura de la resistencia

El reportero y cineasta Témoris Grecko nos cuenta por qué decidió hacer un documental sobre periodistas asesinados y qué hay detrás de la violencia hacia la prensa.


Matar a un periodista