Los datos

Lo que sabemos de un fenómeno no reconocido

En un país que sufre una violencia tan cotidiana como México, se suele decir que las víctimas se convierten en un número, pero los desplazados ni siquiera son estadísticas. En poco más de una década, contamos más de 200,000 asesinados y 40,000 desaparecidos. En ese mismo periodo, según las cifras oficiales, el desplazamiento forzado interno no ha existido.

Solo un puñado de estados tienen un censo y la Comisión Mexicana para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) cifra a las víctimas de desplazamiento en 338,405. Eso contando solo episodios de desplazamiento masivo, no el goteo constante de personas que huyen de sus comunidades, muchas veces enclavadas en lugares remotos, y que casi nunca son noticia.

Las cifras oficiales varían drásticamente para dimensionar cuántas personas se mudaron por la inseguridad en el país, pero podrían ser más de ocho millones de personas tan solo entre 2011 y 2017, según el informe Entre la invisibilidad y el abandono: un acercamiento cuantitativo al desplazamiento interno forzado en México, de la CMDPDH. La organización hizo un análisis estadístico a tres encuestas oficiales en distintos periodos para intentar calcular la magnitud del fenómeno.
- LÍNEA DE TIEMPO -

70's

Se empiezan a registrar casos de desplazamiento por intolerancia religiosa entre grupos católicos y minorías indígenas protestantes, conflictos comunales y luchas por recursos naturales. Los estados más afectados son Nayarit, Guerrero, Chiapas, Hidalgo y Oaxaca.

90's

Los casos de desplazamiento por la defensa del territorio y la disputa de recursos naturales continuaron: docenas de familias triquis en Oaxaca, por ejemplo, tuvieron que abandonar su región. A esto se sumó el aumento de la inseguridad y los conflictos políticos.

1994

En 1994 entre 25,000 y 30,000 personas fueron desplazadas de sus hogares como consecuencia del levantamiento zapatista. Tres décadas después la mayoría no ha podido regresar a su comunidad. Hoy continúa la actividad paramilitar en Chiapas y en los últimos años se han registrados nuevos casos de desplazamiento. 

1993 - 1998

Se producen los primeros casos de desplazamiento por amenazas y acciones del crimen organizado, así como sus alianzas con gobiernos locales en estados como Chihuahua y Baja California. Son casos esporádicos relacionados con feminicidios y narcotráfico.

2006

en adelante

La llamada guerra contra el narcotráfico iniciada por el expresidente Felipe Calderón extendió el desplazamiento a estados como Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas. La lucha entre ejército, marina, policías locales y traficantes, además de aumentar el número de homicidios y desaparecidos, produjo un incremento exponencial de delitos como la extorsión y el secuestro. En este contexto, tampoco cesaron los conflictos políticos, la lucha por el territorio y los recursos naturales. En México, los desplazados son hoy cientos de miles.

- HUIR PARA VIVIR-

En los casos reportados en

2018

En el

84%

hubo armas de fuego

En el

52%

se destruyeron casas, comercios y cultivos

En el

24%

extorsiones

En el

16%

hubo reclutamiento forzado y desapariciones

12%

de los desplazamientos eran múltiples

En abril pasado se presentó por primera vez una propuesta para tipificar  el desplazamiento forzado, que aún no es aprobada por la Cámara de Diputados. Hasta ahora las víctimas sobreviven sin ningún tipo de protección o reconocimiento por parte del Estado

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Shopping Basket