López Obrador: cómo ser popular a pesar de la polémica

La aprobación del presidente ha crecido a pesar de las decisiones controvertidas y los conflictos en estos dos meses de gobierno

| Nacional

Andrés Manuel López Obrador es hoy más popular que el 1 de julio, cuando se convirtió en el presidente más votado de la historia de México, a pesar de que en estos dos meses de gobierno no han faltado conflictos y decisiones polémicas:

  • Presentación formal para que ningún funcionario público gane más que el presidente y confrontación directa contra los miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
  • Presentación y propuesta de presupuesto 2019, en el cual se le criticó la reducción a varias secretarías y a varias universidades públicas del país.
  • Desplegado de la UNAM sobre su rechazo a la reducción presupuestal y respuesta del presidente para aplicación de plan de austeridad y transparencia en los gastos de estas instituciones
  • Accidente aéreo de gobernadora de Puebla y su esposo. López Obrador no asistió al funeral
  • Estrategia contra el robo de combustible. Las críticas se centraron en la mala aplicación de las medidas para contrarrestar el problema del huachicoleo y el desabasto de combustible en varias partes del país
  • Aprobación de la creación de la Guardia Nacional, que continúa con la estrategia militar en el país a pesar de que prometió lo contrario cuando era candidato.
  • Aprobación y selección del Fiscal General de la República, apodado “Fiscal Carnal” por la elección de Alejandro Gertz Manero, una persona cercana al presidente
  • Explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo. Las críticas se centraron principalmente en la negligencia de personal de gobierno para evitar la muerte de las personas que estaban robando gasolina
  • La crisis política en Venezuela. Se le critica la empatía por parte del gobierno con el pueblo venezolano al reconocer el gobierno de Nicolás Maduro.

Después de ver esta lista, vale la pena preguntarse por qué los índices de popularidad del presidente siguen en aumento. El 83% de los mexicanos aprueba su gestión y sólo el 8% la desaprueba, según la última encuesta de Parametría. Una teoría, basada en qué y cómo se comunican los mensajes, debería tener en cuenta estos elementos.

La presencia diaria del presidente con sus conferencias matutinas le han servido para posicionar su información en la mayoría de los medios de comunicación del país, contrarrestando el discurso de la oposición.

Otro aspecto es la estrategia que ha implementado la propia oposición. Se ha subido al tren de comentar todo, lo que ha reforzado la idea que López Obrador posicionó durante su campaña electoral: “yo contra la mafia del poder”. La sociedad ha considerado que la oposición simplemente crítica y olvida proponer.

Y, por último, la presencia permanente de simpatizantes del presidente en las redes sociodigitales, que se han encargado de defender sus acciones o comentarios. Esto ha impedido que alguno de los nueve temas que enumero logren mantenerse más de un día en el primer lugar de tendencias en las redes sociales. Cada vez que la oposición formula un tema de tendencia, surge uno o dos temas a favor del presidente que inmediatamente lo desplaza. Además, en varias ocasiones se ha descubierto que los temas contra el presidente son generados desde cuentas faltas (bots).

Por todo esto, de momento, López Obrador es un presidente inmensamente popular.

Artículos relacionados