¿Por qué no nos importan los asesinatos a periodistas?

Los homicidios a comunicadores parecen no tener ningún efecto en la sociedad mexicana debido a la normalización de la violencia y la relación de la prensa con el poder

| Amenaza y violencia. Muerte de periodistas

El pasado 27 de octubre se cumplieron tres meses de que Rubén Pat Cahuich, director del semanario Playa News, fuera asesinado a tiros al salir de un bar. Playa News es una página de Facebook que publica noticias casi siempre locales y no cuenta con un dominio de internet exclusivo. El caso de Pat Cahuich no es una rareza. Él cumple con las características de los periodistas más vulnerables a la violencia en México; reporteros de medios locales y pequeños, en localidades igual de pequeñas con alta criminalidad y que frecuentemente tienen salarios precarios. “Son periodistas que están prácticamente solos, no tienen el apoyo de un medio grande y en este sentido son ellos quienes tienen que ver por su seguridad,” explica Jan-Albert Hootsen, representante del Comité para Proteger Periodistas en México (CPJ por sus siglas en inglés). Después del asesinato de Pat Cahuich, Playa News fue suspendido.

Lee más de este reportaje en Mexico.com como parte de una alianza con Tenemos que hablar, un blog contra el silencio en México. 


Esta publicación/plataforma ha sido posible gracias al apoyo del pueblo de los Estados Unidos a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Su contenido es responsabilidad de los autores y no refleja necesariamente el punto de vista de USAID o del Gobierno de los Estados Unidos de América.

Artículos relacionados