Ser periodista en México

Ilustración @donmarcial
Ilustración @donmarcial

¿Por qué alguien en Tamaulipas, en Veracruz o en Guerrero decide ser periodista?

¿A qué tipo de estudiante en estos estados con altos índices de violencia, donde las historias de comunicadores asesinados son recurrentes, donde hay miles de muertos y desaparecidos y los atentados contra la prensa son cosa de todos los días,  le parece una buena idea dedicarse al periodismo?

Cuando uno escucha las historias de los periodistas en los estados no puede evitar horrorizarse. Uno mismo, como periodista, no puede creer el grado de amenazas, tensión y sufrimiento al que llegan estos héroes locales por hacer su trabajo.  Y es difícil entender también por qué alguien estaría dispuesto a someterse a todo esto por contar la verdad, por dar voz a quienes lo necesitan, por entender qué pasa a su alrededor.

Desde hace casi un año, en Horizontal abrimos Tenemos que hablar, un blog contra el silencio en México,  un espacio que decenas de periodistas han ocupado para contar su historia o su visión sobre los retos y problemas que afectan a la prensa en el país. Mas que una divulgación, el blog ha sido una catarsis, una especie de diván que sirve como desahogo ante un panorama desalentador.  Se ha hablado de violencia, agresiones, mecanismos de protección, derechos laborales, corrupción, publicidad oficial, poder y censura, entre otros temas. El problema de fondo siempre es el mismo: no hay condiciones para hacer nuestro trabajo, pero aún así lo seguimos haciendo.

¿Por qué? No hay mucha lógica detrás. Desde Ciudad de México es fácil abanderar la libertad de expresión y ver el periodismo como una profesión pasional por la que vale la pena darlo todo, pero para quienes realmente viven en estos lugares es otra cosa. Es una motivación que no se sabe bien de dónde sale. De un lugar inexplicable de la mente escondido entre el valor y la insensatez.

Los periodistas locales son superhéroes sin superpoderes, que no siempre cuentan con las herramientas necesarias para hacer su trabajo, y aún así lo hacen y se enfrentan a políticos, autodefensas, criminales, caciques, empresarios, narcotraficantes, paramilitares y otros actores que se oponen al periodismo libre. No hay derechos, ni buenos salarios, ni garantías de que esto vale la pena, pero ellos deciden ser periodista en el país más peligroso del mundo para la prensa, después de Siria.

Hoy Día de la Libertad de Expresión, hacemos un homenaje a todos los periodistas, vivos y muertos, que decidieron luchar por su profesión y hacer su trabajo pase lo que pase. Los honramos con periodismo, con 10 reportajes sobre lo que significa ser periodista en México, en 10 de los estados más vulnerables para la prensa. Porque si algo hemos aprendido con su trabajo es que «Tenemos que hablar».

Aquí puedes ver todos los reportajes publicados hoy:

Baja California: periodismo a pesar de todo

Chihuahua: periodistas bajo asedio

Coahuila: el asesinato de Eliseo Barrón que cambió a la prensa

Guerrero: el peligro de contar un estado que concentra todos los males de México

Nuevo León: la llegada de un periodista desplazado a la tierra de ‘El Bronco’

Puebla: los medios al servicio del poder

Sinaloa: la violencia y el narcotráfico se cuentan en voz baja

Tamaulipas: amenazas y demandas millonarias

Veracruz: impunidad entre fosas clandestinas

Yucatán: una década de agresiones sin castigo

En Horizontal, hoy tendremos La guerra que nos expulsó de casa, una charla con periodistas de Tamaulipas, Guerrero, Quintana Roo y Morelos que han tenido que dejar sus estados para sobrevivir. Acompáñanos a las 19:00 horas en Centro Horizontal (Copenhague 27, colonia Juárez) o sigue la conversación por FB Live.

#Tenemosquehablar

Esta publicación/plataforma ha sido posible gracias al apoyo del pueblo de los Estados Unidos a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Su contenido es responsabilidad de los autores y no refleja necesariamente el punto de vista de USAID o del Gobierno de los Estados Unidos de América.

Shopping Basket